CONTáCTENOS - Entrar
 
¿Qué es la autoestima?
 

¿Qué es la autoestima?

La felicidad del hombre y la mujer no está basada en el amor, el sexo, el placer o en el tener, sino en la autoestima. La autoestima se adquiere mediante la honestidad y la productividad y es requisito esencial para encontrar el amor romántico. Dentro de una relación romántica, el sexo añade una dimensión de intensidad al placer humano que es inalcanzable por ningún otro medio. El sentido de placer y gozo, se desarrollan a manera de recompensas diarias por tomar acciones consistentes y racionales que son objetivamente buenas para uno mismo. Los placeres, la prosperidad financiera, el amor y la felicidad de largo alcance son las recompensas de una vida productiva y objetivamente recta.

La autoestima es la estimación que una persona hace de su propio valor. Es la estimación que uno hace de la habilidad para vivir feliz y completamente satisfecho. La autoestima está basada en la efectividad que uno mismo tiene para enfrentar la realidad. Un alto nivel de autoestima, requiere dedicación y objetividad, además de la honestidad con uno mismo y con los demás. Pero la objetividad y la honestidad no ocurren automáticamente. Uno tiene que trabajar ardua y constantemente para lograrlas. La persona siempre tiene que trabajar para conservar esas cualidades, o no se alcanzarán. Dedicar un esfuerzo diario para ser consistentemente objetivo y honesto, son la única ruta a la prosperidad plena al amor romántico, los placeres sanos y la felicidad perdurable.

La emoción básica de autoestima es el sentirse merecedor y capaz de vivir en este mundo, sentirse en control de la propia vida. Ese sentimiento depende de tener una orientación básica de ser el productor de las condiciones que favorezcan el propio crecimiento, además de determinar el rumbo que se desea imprimir a la vida.

Las mayores amenazas a la autoestima son los rechazos que los demás nos ofrecen, la descalificación de los intentos generados en pos de ofrecer una solución creativa a los problemas propios, así como la desaprobación de las acciones emprendidas para realizar esfuerzos por sí mismo. No es difícil concluir que si esto ocurre durante la niñez o la adolescencia, la huella que tales acciones dejan sobre el individuo pueden ser permanentes y difíciles de eliminar, ya que para convencer al individuo que las ha sufrido de que es merecedor y capaz, se requerirá de un proceso terapéutico que puede ser largo y a veces doloroso. La baja autoestima es origen de una amplia gama de problemas psicológicos, pues afectará tanto la calidad de las relaciones en general como las posibilidades de realización personal al bloquear cualquier tipo de intento por reconstruir la vida, es síntoma inequívoco de las adicciones, las malas relaciones de pareja, hace fracasar las relaciones de padres e hijos, impide el buen aprendizaje, hace a los individuos inseguros y crea una autoimagen distorsionada de sí mismo. Quererse, aceptarse y conocer las propias habilidades y confiar en ellas, es la mejor manera de lograr una autoestima alta, es vivir sin temor a los rechazos y a la desaprobación de los demás. Es estar seguro de la realización personal plena y constante.