CONT√°CTENOS - Entrar
 
Familia
 

Las relaciones cercanas son un intercambio muy complejo de una multitud de factores donde el cerebro, las glándulas y lo social interactúan y llevan una función fundamental en el mantenimiento de la calidad de la vida emocional de las personas.

El sistema nervioso en conjunto con el sistema cardiovascular, el sistema endócrino, el sistema digestivo y el sistema músculo esquelético, forman la base biológica de nuestra vida emocional, donde los sentimientos son fuente de bienestar o malestar, los cuales se van a manifestar en la interacción familiar, de pareja y social que se mantiene desde la crianza hasta la adultez. En este espacio vital es donde cada ser humano crece y se desarrolla.

Si en la familia de origen no se fue tratado con suficiente amor y condescendencia o se sufrió de abandono o descuido, se estará en desventaja al momento de querer relacionarse con profundidad con alguien más. Si de niños se carece de las experiencias que producen seguridad interna e integración, habrá poca sintonía empática, el equilibrio emocional y mental será escaso, les hará falta coherencia para estar integrados con la pareja y posteriormente con sus hijos. 

Entonces para desarrollar vínculos sanos de adulto, hay que observar cómo fue el trato recibido como hijo. Si bien la infancia no condiciona destino, sí resulta una fuerza influyente en el desarrollo futuro tanto de la persona como de la pareja y la familia que procreará posteriormente, los datos clínicos y de investigación apuntan hacia el hecho de reconocer que si se proviene de una pareja y una familia integrada, habrá mayores probabilidades de permanecer unido, si por el contrario se proviene de una pareja o familia desintegrada, habrá mayores probabilidades de romper con el compromiso y separarse.

Si enfrentas conflictos en tu familia y no ha?s sido capa?z de resolver, no esperes a que empeore el panorama, pide una cita y te ayudaremos a  crecer en bienestar y a prevenir dificultades mayores.